AQUI ESTA BASHER!

English

Otros casos de éxito

¡Solo quise enviarles una cuenta “oficial” de la historia de Basher para su sitio Web! Sentimos que ustedes nos dieron un recurso para salvar vidas, y tanto mi esposo como yo estamos eternamente agradecidos por los recursos que nos dieron. Sin usted y el Dr. Hassan, no tendríamos a nuestra querida mascota familiar!

Sin más aquí les dejo la historia de Basher. Es larga, así que siéntase en libertad de abreviarla como mejor le parezca.

Mi esposo y yo nos enamoramos de inmediato de nuestro perro mezcla de labrador/salchicha el 20 de marzo, después de ver su foto en el sitio Web del refugio el jueves anterior. El era una mascota con “necesidades diferentes” terminó siendo ofrecido como la mascota de la semana el viernes en una estación de televisión local, debido a que su examen dio positivo para gusano de corazón en el depósito municipal.

Como nosotros interactuamos con el en la perrera al aire libre, comenzó a parecer que el era el perro para nosotros: un perfecto caballero para nosotros dos y nuestra hija de 11 meses. En cuanto le pusimos la correa para llevarlo de vuelta a la perrera, tuvo un acceso de tos “tos de las perreras”, y le dije a mi esposo, es común en refugios de animales y no hay nada de que alarmarse. La gente del refugio nos había dicho que podíamos llevarnos a nuestro perro, ahora llamado Basher a casa el jueves después de la castración que tenia programada. Sin embargo en la mañana del jueves llegó y nos llamaron del refugio para decirnos que Basher no sería esterilizado debido a que había dado positivo para el examen de la “tos de las perreras” y para gusano en el corazón, y éramos bienvenidos para poder llevarlo a casa, y ellos nos proveerían con antibióticos básicos para ayudarlo con su tos y limpiar su descarga nasal, la cual se estaba haciendo costra a rededor de sus fosas nasales. Cuando mi esposo recogió a Basher después del trabajo, un empleado de la clínica le explico que Basher podría estar sufriendo de moquillo, y ellos habían tenido signos de esto en el refugio, le entregaron un folleto acerca del moquillo y los enviaron a el y a Basher por su cuenta.

La segunda noche fue cuando sospechamos que era algo más que la tos de las perreras. Su respiración se volvió dificultosa, el no estaba comiendo, solo retenía agua por 20 minutos antes de empezar a toser pesadamente y solo era blanca y espumosa, lo llevamos a nuestro veterinario de la familia el jueves y le prescribió un antibiótico diferente, pastillas anti nauseas, una pastilla para calmar su estomago, y también le suministro fluidos vía intra venosa y le hicieron un chequeo de sangre. La noche del jueves hubo una mejoría, comenzó a comer, pero seguía tosiendo, parecía tener un poco más de energía, pero esto no iba a durar, para el viernes en la tarde estaba nuevamente sin apetito, lo que hacia imposible medicarlo, y ahora su nariz estaba también completamente llena de costras con flemas verde-marrón.

Hablé con un compañero de trabajo el sábado en la librería donde trabajo, y ella estaba de acuerdo con mis peores temores de que podría ser moquillo, pero ella me dijo que había un foro en el periódico de su pueblo natal en Houston que decía que había un suero experimental que podría curar a los perros del moquillo. ¿Una cura? Tenia que saber más! Una búsqueda en Internet me llevo al sitio Save Distemper Dogs, y envié un correo. Una oportunidad en la obscuridad esperando por una cura para dentro de los siguientes 30 minutos, recibí un correo de vuelta! El suero había sido hecho en orlando, en el momento que estaba fuera del trabajo, toda la familia se metió dentro del carro para ir en busca de una esperanza de cura para Basher.

Cuando llegamos al consultorio del Dr. Hassan, Basher estaba tosiendo un líquido blanco espumoso cada 20-40 segundos y su nariz estaba completamente cubierta con flema. Afortunadamente no tenía signos neurológicos, así que era candidato para el tratamiento del suero. Nos dijo que podíamos recogerlo en 24 horas, después de que la tercera inyección hubiera sido puesta.

24 horas después fuimos a recoger a Basher de la oficina del veterinario, su pelo estaba mucho mas lustroso, y ya no estaba tosiendo, su nariz la cual el basher_wordpressDr. Hassan había limpiado cuando lo trajimos, estaba limpia (el doctor me aseguro que no había tocado su nariz desde entonces!) la gran diferencia vino cuando levantamos a Basher para subirlo a la camioneta para regresar a casa. En cuanto lo subimos el brincó adentro! Esto hubiera sido imposible para él 24 horas antes!

La siguiente semana fue un cambio de 80 grados para Bash. El dejo de toser totalmente para el quinto día, y su apetito era voraz desde el día que lo trajimos a casa, felizmente engullendo lo que quedaba de los antibióticos y medicamentos que le dábamos en la comida.

Han pasado dos semanas y media desde su tratamiento y hemos llegado a ver el perro que realmente es Basher-un energético y feliz miembro de nuestra familia quien deja que mi hija lo palmee (tan gentilmente como un niño pueda palmear) y ama los viajes en la camioneta a donde sea que la familia vaya. Hace dos días, lo llevamos por primera vez al parque de perros, donde el corrió mas rápido que un cachorro Staffordshire terrier, sin un solo indicio de tos.

Viniendo de lo que mi esposo y yo sentimos que era una segura sentencia de muerte, al feliz y energético perro que es ahora, nos sentimos muy bendecidos de tener un futuro largo con nuestro maravilloso perro Basher. El es un sobreviviente gracias al tratamiento del Dr. Alson Sears, a la pronta respuesta Ed. Bond a mi frenético correo en busca de ayuda, y también a la administración del Dr., Hassan del suero del perro donador.

He agregado fotos y una liga de un video de You tube del progreso de Basher, la única foto de el de antes es acostado en el auto con su nariz con costras. Ese fue el día que lo trajimos a casa del refugio, las otras dos son del 6 de abril, 10 días después de su tratamiento. El video es también del sexto día.

Gracias!!

– Eden Smith