Mojave sobrevive al moquillo nervioso

English

Adopté a Mojave (Moe) en junio de 2011 de un programa de rescate de raza Border Collie. Moe fue encontrado deambulando en el desierto de Mojave, y fue rescatado y llevado a un refugio en esa área. Moe fue cubierto con colas de zorro (un tipo de hierba que se adhiere al pelaje y a la ropa) no estaba esterilizado, y aparentemente nunca había sido vacunado para el moquillo de cachorro. El recibió subsecuentemente todas sus inmunizaciones (incluida la del moquillo) una vez habiendo sido recogido por los chicos del rescate, sin embargo, Moe desafortunadamente fue expuesto al moquillo en el refugio donde había permanecido inicialmente.

Aproximadamente 10 días después que adopté a Moe, decayó con una neumonía doble y un pulmón colapsado. Mi veterinario estaba esperando que no fuera una complicación del moquillo, pero no teníamos manera de saberlo en ese momento. La infección de Moe fue disminuyendo, después de varias semanas de antibióticos intensivos, hidratación por vía intra venosa, y tratamientos para su respiración.

Aproximadamente una semana después de que Moe se recuperó de la neumonía, comenzó a tener temblores en sus patas traseras, fuimos con su veterinario inicial, quien sospecho que era relacionado con el moquillo. Le extrajeron sangre para un examen, pero los resultados no estarían listos por varias semanas. En ese punto vimos un neurólogo quien confirmó el diagnostico de moquillo, basado en los síntomas de Moe. Ella lo gravó por propósitos de enseñanza, ya que el moquillo no es común en perros adultos, y básicamente nos digo que fuéramos a casa y nos despidiéramos de Moe. Me pareció ¡totalmente inaceptable!

Afortunadamente por el mismo tiempo una mujer del grupo de rescate me dijo acerca de la vacuna del suero de Newcastle, eso fue como a las 8 de la mañana, y a las 11 AM del mismo día, Moe y yo nos dirigimos a ver al Dr. Slaton al Hospital Animal de Wastlake Village. El Dr. Slaton es asombroso, pasó un tiempo hablando conmigo al teléfono, mientras estaba haciendo el viaje de 400 millas y me explicó el tratamiento de la punción lumbar en gran detalle. Cuando llegamos Moe fue auscultado y programado para realizarle el procedimiento a la siguiente mañana. Todo salió bien, conducimos de vuelta a casa tres días después y ahora el perro que ven en los videos es ahora nuestro perro guerrero recuperado.

La medicina veterinaria convencional no acepta este tratamiento como valido, desearía que más doctores lo hicieran, por que la vacuna descubierta por el Dr. Searse funciona si es administrada en tiempo. Mojave es una prueba viviente de ello.

Pam Nabors

9 de noviembre 2011